Política

La cúpula de MORENA está desunida

El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, aseguró que los legisladores no se dejarán presionar por nadie para tomar la decisión de quién habrá de ser su candidato a presidir el Senado a partir del 1 de septiembre, porque se trata de un tema que compete sólo al trabajo que se realiza en esta Cámara del Congreso.

Ayer, poco antes de la presentación de la Memoria del trabajo del Parlamento Juvenil, que será entregada a los coordinadores parlamentarios para que lo traduzcan en iniciativas y cambios de ley, Ricardo Monreal fue de nuevo contundente al rechazar emitir una opinión sobre la posición de la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, en respaldo a la reelección de Martí Batres.

Excélsior informó esta semana que Polevnsky se ha puesto en comunicación con algunos senadores para ofrecerles a sus grupos políticos la presidencia estatal del partido, a cambio de que respalden a Batres, lo cual ha molestado a los senadores, cuya mayoría ha planteado la necesidad de que sea una mujer la que encabece la Mesa Directiva.

Incluso el martes, el senador Armando Guadiana utilizó el chat de WhatsApp de la bancada para candidatear a Mónica Fernández Balboa para la Mesa Directiva.

Interrogado sobre esas presiones de la presidenta nacional de Morena, Ricardo Monreal respondió que “con el partido no me meto, estoy bastante ocupado por cumplir la agenda legislativa y lo que les puedo decir a todos es que la mayoría de legisladores senadores de Morena, van a decidirlo en urnas transparentes, frente a notario público”, y añadió que no se dejarán presionar.

“QUIEREN DIVIDIR AL PARTIDO”

La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, consideró que “hay quienes quieren que su partido se divida”; sin embargo, aclaró que “es mucho más fuerte que las ambiciones de unos cuantos”.

De visita en el estado para atestiguar la toma de protesta de Miguel Barbosa como gobernador, agregó que el proceso de renovación del partido comienza en septiembre, con la emisión de la convocatoria y el arranque de las asambleas para elegir a 300 consejeros nacionales.

Por separado, Mario Delgado, líder de los diputados de Morena, aseguró que el proceso de renovación de la dirigencia nacional no va a “contaminar” a la bancada de ese partido en San Lázaro y aseguró que no hay “ni divisionismos ni grillas”. – Fernando Pérez Corona

Botón volver arriba
Cerrar