Columna

El Sindicato, uno de los causantes de la catástrofe de OOAPAS

Por: Orozco

La problemática del desabasto de agua potable que afecta de manera intermitente al municipio de Pátzcuaro es consecuencia de dos principales causas: más del 50 por ciento de los usuarios no pagan el servicio y la infraestructura con la que se abastece éste es obsoleto.

A esos dos problemas se tiene que sumar el anodino sindicato de trabajadores del Organismo Operador del Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento, quienes se han dedicado a incrementar sus prestaciones laborales -lo cual desde el punto de vista sindical es lo ideal-, dejando de lado buscar una mejora en el servicio y atención a los usuarios.

Hasta hace poco, el diagnóstico del OOAPAS de Pátzcuaro arrojaba también que existen pequeños empresarios del ramo hotelero y restaurantero que mantenían un registro de casa habitación para evitar un pago elevado derivado del servicio que ofrecen a los visitantes.

Se tiene el registro de que los usuarios que menos pagan se encuentran en las colonias Lázaro Cárdenas, Gertrudis Bocanegra, La Era, Popular, Vista del Lago, Potrero del Agua, así como la Eréndira y las colonias Ibarra y Revolución, entre otras.

En consecuencia, hasta en tanto no se resuelva el problema de recaudación –es decir que la población pague como lo hace con la luz, el celular o internet-, se mejore la infraestructura hidráulica y, desde luego, se ponga un alto al sindicato, los problemas de desabasto del agua potable en el municipio continuarán y, lo peor, se podrían agudizar.

Botón volver arriba
Cerrar