Pátzcuaro

El Cristo Negro que fue hecho en Pátzcuaro en 1543

Un indio tuvo la revelación de que el ‘El Santo Cristo De Los Agonizantes’ deseaba un lugar de reverencia, tras un largo trayecto y un ‘milagro’ llegó a Xidoo donde aún permanece y se le celebra.

El Santuario del Señor del Hospital en Salamanca, Guanajuato, donde se encuentra el Cristo Negro, es testigo de la devoción de los salmantinos, y su historia es muy interesante.

La leyenda indica que la imagen fue fabricada en Pátzcuaro en el año de 1543 y fue hecha con pasta de caña de maíz, y tiene detrás de él tiene inscrita la historia sobre su llegada a esta ciudad.

Se cuenta que la imagen originalmente era blanca y se encontraba en la capilla del colegio imperial de Tlatelolco, se conocía como ‘El Santo Cristo De Los Agonizantes’.

Tras una batalla de los indios contra los españoles, en donde fueron derrotados los indígenas, deciden retirarse a Jilotepec llevándose con ellos el Cristo, el cual fue puesto en la casa de Juan Cardona, ahí se quedó por un tiempo hasta que un día en uno de sus sueños, Juan, tuvo una revelación de este Cristo que le decía que ya no quería seguir en Jilotepec y que buscara un lugar en el que pudiera recibir un culto perpetuo, así que Cardona una noche a escondidas decidió irse con el Cristo a buscar el lugar elegido.

Las personas al darse cuenta de la desaparición de la imagen lo persiguieron para rescatar el Cristo, Juan dejó abandonado al Cristo a la orilla del camino, mientras él se escondía, las personas pasaron de largo sin ver la imagen, pero Cardona regresó más tarde por él y para su sorpresa descubrió que la imagen ya no era blanca sino negra, se dice que esto fue para confundirse con la obscuridad de la noche y no ser identificada por los perseguidores del indígena.

Esa fue la señal para Juan Cardona de que el ‘Santo Cristo de los agonizantes’ deseaba quedarse en ese lugar.

En el año de 1560 fue instalado en Xidoo como antes se le conocía a Salamanca, tres años después se le dio el nombre del Cristo del Señor del Hospital ya que estaba a un costado de un hospital para indios.

Juan Cardona, quien había traído al Cristo desde Jilotepec había enfermado y se encontraba muy enfermo.

Una noche Juan murió, en ese momento las campanas de la Capilla del Hospital comenzaron a tocar solas. Todo el mundo se reunió afuera del templo que estaba cerrado y tras ordenar que se abrieran las puertas, las campanas dejaron de tocar, las personas se dieron cuenta que el Cristo Negro se encontraba clavado como una vara en la tierra. Además los fieles se dieron cuenta de que ya era un Cristo Agonizante, sino que su cabeza había caído sobre su costado y uno de sus hombros también colgaba, como un Cristo que acaba de morir.

Según la tradición este evento ocurrió en un Martes Santo de Cuaresma del año de 1560 o 1561, no se conoce la fecha exacta y desde entonces se adoptó esta fecha para la representación de la bajada del Cristo y convertir esta festividad en una de las más arraigadas entre los salmantinos.

Botón volver arriba
Cerrar