Pátzcuaro

Aniversario de la Virgen de la Salud en Pátzcuaro

Día o Aniversario de la Virgen de la Salud en Pátzcuaro

El 8 de diciembre es una fecha de gran relevancia para la comunidad Patzcuarense. Se celebra a María Inmaculada de la Salud de Pátzcuaro, también conocida como Nuestra Señora de la Salud o Virgen de la Salud, milagrosa imagen a la que miles de personas acuden a adorar y venerar durante todo el año, pero particularmente este día de fiesta.

Historia de María Inmaculada de la Salud de Pátzcuaro o Virgen de la Salud

En el año de 1536, Don Vasco de Quiroga, Primer Obispo de Michoacán, encargó a los indígenas de la región la realización de esta imagen, que fue hecha con pasta de caña, técnica prehispánica utilizada por los Purépechas para fabricar sus ídolos.

La técnica consiste en utilizar la médula de la caña del maíz seca, molida y mezclada con un engrudo obtenido del bulbo de las orquídeas y que aún es utilizada. De esta misma pasta y en Pátzcuaro también fueron, elaboradas entre muchas otras imágenes, las de Nuestra Señora de Zapopan y Nuestra Señora de San Juan de los Lagos.

En un principio, la imagen de la Virgen de la Salud fue colocada en la capilla del Hospital de Pátzcuaro y fue llamada “Salud de los Enfermos”, pero debido a su gran cantidad de gracias y curaciones a los enfermos, se le empezó a llamar “Nuestra Señora de la Salud”, nombre como se le conoce hasta nuestros días.

Con el tiempo, la gran cantidad de gente y peregrinaciones que comenzaron a acudir a solicitar favores, hizo insuficiente el espacio de la Capilla del Hospital de Pátzcuaro, así que en 1691 comenzó la edificación de el Sagrario, un templo de mayor tamaño para poder dar acogida a los fieles que visitaban a la Virgen.

La Patrona de Pátzcuaro

En el año de 1737, la Virgen de la Salud fue elegida y proclamada como Patrona de Pátzcuaro. Diez años después, en 1747 se fundó el Convento de las Dominicas, religiosas cuya encomienda es la de cuidar la imagen.

En 1880, la Virgen fue trasladada al Sagrario, en donde en 1899 se coronó con autoridad pontificia. En ese lugar permaneció por 191 años, hasta su traslado a donde se encuentra actualmente: La Basílica de Nuestra Señora de la Salud de Pátzcuaro.

La Virgen de la Salud en la Basílica de Pátzcuaro

El inicio de la construcción de la actual Basílica se remonta a los tiempos de Don Vasco de Quiroga en 1543, quien soñaba con una gran catedral de cinco naves. Por diferentes circunstancias, nunca logró concluirse este proyecto y solamente se construyó la nave central. Misma que fungió como Catedral hasta 1580, año en el que la diócesis fue trasladada a la ciudad de Valladolid, hoy Morelia. Durante los años posteriores llevó el título de Parroquia y fue hasta 1924, que fue elevada al grado de Basílica.

Actualmente, miles de creyentes de diferentes lugares, visitan a Pátzcuaro durante todo el año para pedirle favores a la Virgen, la cual es considerada muy milagrosa por todos sus fieles.

Aniversario de la Virgen de la Salud en Pátzcuaro
Basílica de Pátzcuaro, en donde se encuentra actualmente a la Virgen de la Salud

Atentado a la Virgen de la Salud

Según cuentan las crónicas, el 22 de diciembre de 1962, un individuo disparó diez balazos con un rifle de largo alcance a poca distancia de la virgen; tres de las balas iban dirigidas al rostro y las siete restantes al cuerpo.

Aniversario de la Virgen de la Salud en Pátzcuaro
Atentado a la Virgen de la Salud en Pátzcuaro

Sin embargo, la imagen no resultó dañada, pues varias balas se desviaron inexplicablemente y otras perdieron toda su fuerza y cayeron aplastadas justo delante del pedestal de la imagen. Para mayor sorpresa, el enorme vidrio que cierra el camarín con los orificios de las balas permaneció entero por algún tiempo hasta que con un fuerte sismo de despedazó.

Pudiendo caer sobre la imagen, los grandes pedazos pudieron destruirla, pero cayeron entre el altar y la imagen sin dañar ni a la virgen ni a los fieles que pasaban frente al camarín.

Como evidencia de tan extraños sucesos, en la sacristía de la Basílica se conservan el rifle y algunos pedazos del cristal con la huella de los impactos de bala.

Fuente
patzcuaro.info
Botón volver arriba
Cerrar